lunes, 5 de agosto de 2019

CONTINÚA LA PERSECUCIÓN JUDICIAL A LA NACIÓN DIAGUITA EN SALTA


La Unión de los Pueblos de la Nación Diaguita-Salta informa que del 5 al 9 de agosto del corriente año a partir de hs 8:00, comienza el juicio a 7 miembros de la Comunidad Diaguita Kallchakí Las Pailas, personería jurídica 1131/12 por defender el territorio y hacer uso de nuestros derechos como Pueblos Originarios preexistentes al Estado, el mismo se llevará a cabo en el tribunal de juicio sala V-Vocalia II Avda Bolivia 4671-segundo piso-Pasillo “E”, ciudad judicial, Expte N°JUI 111727/17 a cargo de la Dra Mónica Faber. 

Se debe al hecho ocurrido el 20 de enero de 2014 cuando el supuesto titular registral Carlos Robles en compañía de la policía intentó colocar un portón en el camino comunitario, por lo cual la comunidad se opuso, ya que estos hechos atentan contra los derechos de los Pueblos Originarios consagrados en la Constitución Nacional y mandaron a reprimir durante 2 días por la policía de la provincia, donde detuvieron a 8 miembros de la comunidad, entre ellos un menor de edad, del concejo de ancianos y Delegados, luego se celebró la audiencia conciliatoria el día 23 de enero de 2014 en el Juzgado de Garantías de Primera Nominación a cargo de Héctor Martínez que duro unas nueve horas.

El juez reconoció a la Comunidad Originaria Diaguita Kallchakí “Las Pailas”, su derecho originario al Territorio, para ordenar posteriormente el retiro de una tranquera que se había puesto en un camino comunitario con el objetivo de impedir el acceso a la comunidad.

El juez Hector Hugo Martinez en su resolución dice, "intima a Robles a remover el portón o tranquera que fuera instalado el día 20/01/14…en especial se prohíbe la destrucción de todo aquello que indique construcción,…"

Cabe recordar que la Jueza Mónica Faber es quien en 2010 dio la orden de desalojar a 5 familias de la comunidad donde les destruyeron sus viviendas y cultivos. 

También decimos que el Pueblo Nación Diaguita no claudicara en los legítimos reclamos al Estado en la aplicación de los derechos de los Pueblos Originarios.

POR JUSTICIA, MEMORIA, IDENTIDAD Y TERRITORIO.

Contactos 
3874892412 
3875119202

"CHUSCHAGASTA ES UN TERRITORIO LIBRE"



INICIA UN NUEVO JUICIO ORAL

Comunidad Los Chuschagasta perteneciente al Pueblo Nación Diaguita - N° de Inscripción en el Re.Na.C.I. 03/2002, Personería Jurídica Nº 4811.
Relevamiento Jurídico Catastral Ley N° 26160 - Res. INAI Nº 450/2014 (mediante el cual se nos reconoce la ocupación actual, tradicional y pública.). Valle de Choromoro, Dto. de Trancas. Actual provincia de Tucumán.

En el mes de agosto los Pueblos Originarios nos encontramos celebrando y agradeciendo a nuestra Madre Tierra por todo lo que nos brinda. Hoy más que nunca reafirmamos nuestra lucha en defensa del Territorio, siendo la continuidad de nuestros ancestros quienes nos dejaron el legado de reivindicar la identidad Diaguita, resguardar la vida de nuestra Pachamama y de todos nosotros quienes la habitamos desde siempre de generación en generación.

En este mes tan simbólico, los Chuschagastas nos encontramos nuevamente enfrentando otro intento de despojo territorial por parte del asesino usurpador Dario Luis Amín (condenado a 22 años de prisión por el asesinato de Javier Chocobar), su madre Maria Sofia Herrera de Amín y su hermano Santiago Amín.

En este caso, los Amín embisten contra uno de nuestros comuneros, Enrique Ismael Chocobar, haciendo uso de la figura de “usurpación”.

Una vez más, a menos de diez meses de haber finalizado el juicio por el asesinato de nuestra autoridad, debemos enfrentar un nuevo proceso judicial, con todas las implicancias físicas, psicológicas y económicas que estas instancias conllevan, en un contexto de total desamparo por parte del Estado hacia las comunidades de nuestros pueblos.

Ismael es uno de nuestros referentes políticos en la actualidad, lleva adelante diversos roles otorgados por los Chuschagastas. Es acusado de usurpar la casa perteneciente a sus mayores: Amadeo Chocobar y Fortunata Díaz de Chocobar, ambos abuelos paternos de Ismael Chocobar, quienes vivieron desde siempre en el territorio que los Amín y sus socios pretenden apropiarse para lucro personal.

Históricamente el Estado y la Justicia han sido funcionales a las familias oligárquicas “usurpadores- terratenientes”, generando las condiciones para que sigan violentándonos con persecuciones individuales hacia nuestras comuneras y comuneros, tal como se evidencia en el uso de la figura de "usurpación", modus operandis de los terratenientes en connivencia con la justicia para el despojo territorial. 

La justicia occidental nos juzga de manera individual, pero la afectación es de carácter colectivo, porque perjudica a todo nuestro pueblo. La justicia de la provincia de Tucumán evita pronunciarse respecto del Derecho Indígena, que constantemente está siendo violado por las familias terratenientes que están enquistadas en los distintos ámbitos del estado provincial.

Nosotras y nosotros, Diaguitas, Pueblo originario preexistente a la creación del Estado Argentino, estamos organizados en nuestro Territorio Ancestral a través de una Institución viva propia como Pueblo originario realizando hasta el día de hoy prácticas milenarias: espirituales, culturales, políticas y sociales. Todas ellas enmarcadas en una cosmovisión que nos conecta con nuestra Madre Naturaleza conviviendo en armonía con el sol, la luna, el agua de manantiales, los sitios sagrados, los ríos, la medicina tradicional, los cerros, los sembradíos, los animales y toda la naturaleza en sí. Nuestro territorio no es solo nuestra casa sino qué también es el dador del sustento diario para todos nosotros y en él descansan nuestros ancestros.

La Constitución Nacional en su artículo 75 inc. 17 como así también la Constitución de la provincia de Tucumán en su artículo 149 (entre otras leyes a nivel nacional e internacional) nos reconoce a los Pueblos originarios como un sujeto colectivo (no individual) con derechos especiales. Es decir, los Chuschagastas tenemos los mismos derechos civiles y ciudadanos que el resto de la sociedad argentina, pero además, por pertenecer a un Pueblo Originario y ser parte de ese sujeto colectivo, poseemos un marco de Derecho Indígena que emana del Derecho Consuetudinario (propio) de cada Pueblo, el cual es de incidencia colectiva, “es decir que afecta a todo el Pueblo en su integridad cultural y territorial.

El Estado Argentino nos exige “adaptación” a sus modelos occidentales de justicia, que no es otra cosa que el fraccionamiento de nuestro ser colectivo hacia un despiadado individualismo propio del sistema capitalista opresor, ejerciendo así el control y la persecución hacia los pueblos originarios.

Exigimos que el Estado se adapte a la realidad plurinacional, y ponga en práctica nuestros derechos colectivos, en ese sentido urge la ley de propiedad comunitaria indígena, para poner freno a los ataques físicos y judiciales que sufrimos constantemente los Pueblos Originarios.

Cabe recordar que el 24 de octubre de 2018 finalizo el juicio oral por el asesinato de nuestra Autoridad Comunitaria Javier Chocobar quién fuera asesinado a quemarropa en ocasión de haber estado defendiendo el territorio ancestral y la vida de los que ese día nos encontrábamos en el lugar, por el asesino Dario Luis Amin, y sus sicarios Luis Humberto “el niño” Gómez y José Valdieso Sassi, estos dos últimos ex policías quienes fueron mano de obra de la última dictadura cívica militar. El ataque perpetrado en nuestro territorio fue realizado el 12 de octubre de 2009 en donde además de asesinar a nuestra autoridad comunitaria, hirieron de gravedad a nuestros comuneros Emilio Mamani y Andrés Mamami. La violencia que debimos soportar ese día los niños, niñas, jóvenes, mujeres, hombres y mayores de Chuschagasta nos dejaron secuelas irreversibles todas de incidencia colectiva. El juicio dio como resultado las penas de prisión para los asesinos de: Amín 22 años de prisión, Gómez 18 años y Valdivieso 10 años.

Queda en evidencia el constante hostigamiento, persecución y ensañamiento que padecemos Los Chuschagastas solo por el hecho de ser originarios y habitar en nuestros territorios. Esta violencia la viven todos los pueblos originarios en sus territorios en la actual Argentina y se extiende a lo largo y ancho de América. 

Los asesinatos y los conflictos territoriales no cesarán hasta qué el Estado Nacional restituya los territorios ancestrales como parte de la deuda histórica hacia los Pueblos Originarios.

Somos continuidades Diaguitas, deseamos desarrollarnos en paz en nuestro territorio ancestral. Reafirmamos nuevamente nuestra lucha por la identidad, la vida y el territorio. No reconocemos a “ningún dueño o patrón de estancia” CHUSCHAGASTA ES UN TERRITORIO LIBRE, nuestras generaciones han vivido desde tiempo inmemoriales y de la misma manera lo hacemos hoy en el presente nosotros y nosotras y así lo seguirán haciendo nuestras futuras generaciones.

Por todo ello, convocamos a las organizaciones y comunidades de Pueblos Originarios, organizaciones sociales, políticas, organismos de Derechos Humanos y a la sociedad en general a acompañarnos, con su presencia física o mediante pronunciamientos públicos, para decir basta de despojo territorial!

¡JAVIER CHOCOBAR PRESENTE!
¡BASTA DE DESPOJO TERRITORIAL!
¡PROPIEDAD COMUNITARIA YA!
¡MEMORIA, VERDAD, JUSTICIA Y TERRITORIO!

Información del Juicio:
- Fecha y Hora: 9 de agosto de 2019. 8:30hs.
- Lugar: Fuero Penal del Poder Judicial de Tucumán, sito en calle España 430, piso 1º, en la ciudad de San Miguel de Tucumán.
El juicio estará a cargo del Juez. Dr Marcelo Mendilaharzu.


Voceras de la Comunidad Los Chuschagasta: 
Nancy Chocobar (381) 155182405
Mariel Tejeira (381) 155765666
Enviar pronunciamientos y adhesiones a :
loschuschagastadiaguitas@gmail.com
FB oficial:
Los Chuschagasta Justicia Para Javier Chocobar

domingo, 5 de mayo de 2019

ENOTPO: POR UN PROGRAMA AGRARIO SOBERANO Y POPULAR


FORO NACIONAL POR UN PROGRAMA AGRARIO SOBERANO Y POPULAR 
7 y 8 de mayo, 2019 

En Argentina habitamos más de 40 Pueblos- Naciones Originarias. Cada Pueblo se organiza política y territorialmente de acuerdo a su propia Cultura, Cosmovisión y a la relación que establece con el Territorio que habita desde siempre. Los mayores nos enseñaron a vivir en base a los valores de la reciprocidad, el respeto y la complementariedad en equilibrio con todos los seres de la naturaleza con los que convivimos y nos relacionamos. 

En el marco del Foro Nacional para la construcción de las propuestas de gestión y aplicación de la política pública agraria para los pueblos originarios es necesario precisar y contextualizar el marco normativo existente en el país. 

Debemos distinguir los conceptos de “Pueblo” y “Comunidad”. Estos conceptos no son sinónimos. La Comunidad es una parte constitutiva de un Pueblo, es la forma organizativa que se dan los Pueblos Originarios en su Territorio, el sujeto de Derecho colectivo es el Pueblo Originario. El Pueblo se relaciona con el Territorio en el que se desarrolla social, cultural y espiritualmente, y todas las Comunidades comparten una misma Identidad territorial, la identidad del Pueblo al que pertenecen. 

Para los pueblos originarios el concepto de Territorio es integral, en una relación reciproca y de pertenencia. Hace miles de años nuestros Pueblos viven en los Territorios, donde habita una gran diversidad y riqueza biológica. Somos conocedores de esa diversidad y poseemos prácticas y saberes culturales que fuimos trasmitiendo de una generación a otra, que nos permiten desarrollarnos y proyectar nuestra Identidad en una relación armónica con todos los seres de la naturaleza. 

Los Pueblos Naciones Originarias que habitamos el territorio argentino encontramos puntos en común con las luchas sociales, la lucha de los trabajadores de la tierra, de pequeños y medianos productores que aportan a la diversidad y calidad de alimentos que consume la sociedad en su conjunto, somos los productores que alimentamos los mercados locales, regionales e internacionales 

Durante todos estos años, desde la fundación del Estado Argentino las políticas hacia el sector han sido de explotación, de empobrecimiento y de mano de obra barata, favoreciendo al sector de la oligarquía terrateniente, representada en unas cuantas familias que se apropiaron de nuestros mejores territorios, este sector elitista concentra la riqueza y el poder, y esta enquistada en las Instituciones judiciales y políticas del Estado, vulnerando nuestros Derechos colectivos, laborales y Territoriales, usurpando nuestros Territorios a través de la violencia, persecución y muerte. Dando continuidad a un proyecto colonizador, en la enajenación, saqueo y contaminación de nuestros bienes naturales. 

El Estado argentino debe saldar su deuda histórica con los Pueblos Originarios, por lo tanto, a 208 años de su creación como Estado monocultural debe transformarse en un Estado Plural, que este constituido por cada una de las diversidades culturales que habitamos y convivimos en el país. 

Es tiempo de ir saldando las situaciones de injusticia y vulneración de nuestros derechos que nos impone a sangre y fuego un modelo neoliberal, construyendo un nuevo paradigma, que respete a nuestra Madre Naturaleza y a los seres que en ella habitamos, sin contaminación, sin agronegocios. Es obligación del Estado establecer políticas públicas que beneficien al conjunto del pueblo argentino en la redistribución de la tierra y la riqueza, generando políticas específicas para los productores de la Agricultura Familiar de los Pueblos Originarios en la restitución del Territorio con la aplicación plena de los Derechos Constitucionales. 

En este marco debemos consolidar una propuesta Agraria que contemple los principios de reciprocidad y equilibrio con nuestra madre naturaleza. 

El Programa Agrario Soberano y Popular debe tener líneas de acciones urgentes y específicas que desconflictivicen y desmilitaricen nuestros territorios, el Estado debe reconvertir el accionar de las fuerzas de seguridad, porque el hambre del pueblo no debe ser silenciado, ni amedrentado mediante la violencia represiva, ni de ningún marco institucional que ponga en riesgo la democracia del pueblo. Es necesario establecer mecanismos de intervención urgente para actuar ante la crisis alimentaria y social territorio adentro, garantizando alimento sano y saludable, priorizando los territorios vulnerables, a su vez construir un camino y recorrido que consolide territorios sustentables, que impulse el Desarrollo con Identidad, con seguridad jurídica, territorial y económica. A mediano y corto plazo se exige un plan de acciones concretas, reales y de aplicación efectiva que incluya no solo el reconocimiento definitivo de nuestro derecho ancestral sobre los territorios que habitamos, sino un plan integral de políticas públicas que garanticen el acceso a la educación, la salud, a producir sostener y generar la soberanía alimentaria, la cultura, la vida política respetando las pautas culturales de los Pueblos Originarios.

viernes, 26 de abril de 2019

¡¡¡BASTA DE PERSECUCIÓN Y DESALOJOS AL PUEBLO TOLOMBÓN!!!

Pueblo De Tolombón Nación Diaguita
Valle de Choromoro (actual provincia de Tucumán)

La Comunidad Indígena Pueblo de Tolombón con personería jurídica Nº 0053 (RE.NA.CI – INAI) integrante del Encuentro Nacional de Organizaciones Territoriales de Pueblos Originarios (ENOTPO).

En el día de ayer 24 de abril de alrededor de las 10:00 hs irrumpieron con un fuerte operativo en nuestro Territorio Ancestral más de 80 efectivos de las fuerzas represivas. El operativo estuvo a cargo de la Regional Norte dirigido por el comisario general René Alberto Soria junto al comisario Sergio Fernando Padilla se hicieron presentes con la Jueza Subrogante en lo penal correccional de la segunda nominación del centro judicial Sra. ANA MARIA IACONO. Y demás jefes de las fuerzas con sus respectivos grupos a cargo: infantería URC, grupo cero, caballeriza, bomberos, ambulancia y personal femenino entre otros. Un despliegue de estas características con la sola intención de amedrentamiento y complicidad; muestra de ello fue la cercanía que se pudo observar entre el USURPADOR/ TERRATENIENTE JAVIER LOPEZ DE ZAVALIA Y dichos funcionarios.

Una vez más REPUDIAMOS Y DENUNCIAMOS EL ACCIONAR VIOLENTO QUE EJERCIERON hacia LA COMUNIDAD PUEBLO DE TOLOMBÓN realizando en reiteradas ocasiones DISPAROS QUE NO FUERON AL AIRE sino en contra de los comuneros y comuneras quienes nos encontrábamos TOTALMENTE DESARMADOS habiendo niños, niñas, mayores, jóvenes, hombres y mujeres en el marco de un “BRUTAL OPERATIVO” cuando nos ENCONTRÁBAMOS RESGUARDANDO A NUESTRO TERRITORIO ANCESTRAL. El operativo se llevo adelante de manera irregular violando todo el marco jurídico vigente en materia de Derecho Indígena, Art 149 Const Prov. Art 75 inc. 17 Const Nac. Ley 26160 Conv 169 OIT, Declaración de Naciones Unidas y la violación a los Derechos Humanos.

DENUNCIAMOS LA VIOLACIÓN SISTEMÁTICA DE UNO DE LOS PRINCIPALES DERECHOS QUE TENEMOS “EL DERECHO A LA VIDA”. Con practicas colonizadoras cargadas de violencia y discriminación hacia nuestra condición de originarios.

RECHAZAMOS Y DENUNCIAMOS la complicidad del personal docente y de la autoridad de LA ESCUELA Nº 385 REARTE SUR que deliberadamente se convirtió en “EL CENTRO DE OPERACIONES DEL USURPADOR JAVIER LOPEZ DE ZAVALIA Y DE LAS FUERZAS DE SEGURIDAD” vimos como tomaron el establecimiento con los niños adentro.
Niñas y niños que son de nuestra Comunidad, cabe señalar que la escuela se encuentra dentro del Territorio, violentaron los DERECHOS DE NUESTROS NIÑOS causándoles secuelas irremediables y exponiendo la integridad física de cada uno de ellos. NOS ALARMA EL ROL QUE DESEMPEÑO LA ESCUELA en medio de la represión que sufrimos, ya que entendemos que su función es realizar las tareas pedagógicas en cumplimiento de los deberes de funcionarios públicos en el marco de las normas establecidas. Más aún le corresponde a este establecimiento educativo aplicar la Ley 26.206. DERECHO A UNA EDUCACIÓN INTERCULTURAL BILINGÜE

REPUDIAMOS Y DENUNCIAMOS A LA DOCENTE JUANA URUEÑA quién genero las condiciones para que NO PODAMOS PEDIR AUXILIO ANTE LA EMBESTIDA QUE ESTÁBAMOS SUFRIENDO cortando la señal de wifi existente en la escuela a sabiendas de lo que esto significaba para nosotros “la única vía de comunicación posible”.

CONTINUAMOS EN ASAMBLEAS PERMANENTES, ALERTAS con la firme convicción de seguir RESGUARDANDO NUESTRAS VIDAS Y LA PROPIA VIDA DE NUESTRO TERRITORIO AL QUE PERTENECEMOS DESDE TIEMPOS INMEMORIALES.
NOS RESERVAMOS EL DERECHO DE LA AUTODEFENSA SI FUERA NECESARIO.

LE DECIMOS BASTA A LOS USURPADORES HISTÓRICOS QUE SE QUIEREN APROPIAR DE NUESTRAS VIDAS Y ULTRAJAR A NUESTRA MADRE NATURALEZA.

SE ACABARON LOS PATRONCITOS DE ESTANCIA.
QUEREMOS VIVIR EN LIBERTAD Y EN PAZ EN NUESTRO TERRITORIO DE USO ANCESTRAL TRADICIONAL Y PÚBLICO

Territorio en el qué han vivido las generaciones que nos antecedieron y donde día día seguimos estando y así lo harán nuestras futuras generaciones. 

Nosotros PUEBLO NACIÓN DIAGUITA PREEXISTENTES a la creación del estado argentino y a la fundación de lo que hoy se conoce como provincia de Tucumán. 
Desde nuestro Territorio Ancestral seguiremos luchando con más fortaleza que nunca retomando el legado que nos dejaron nuestros mayores: RESGUARDAR LA VIDA, EL TERRITORIO Y LA IDENTIDAD ORIGINARIA.

¡¡¡BASTA DE PERSECUCIÓN Y DESALOJOS AL PUEBLO TOLOMBÓN!!!

¡¡¡DEMOCRATIZACIÓN DE LA JUSTICIA!!!

¡¡¡PROPIEDAD COMUNITARIA YA!!!

¡¡¡POR MEMORIA, IDENTIDAD, JUSTICIA Y TERRITORIO!!!

¡¡¡NI UN DIAGUITA MÁS DESPOJADO DEL TERRITORIO ANCESTRAL!!!

comunidadtolombon@yahoo.com.ar

domingo, 21 de abril de 2019

Pronunciamiento en Pikun Mapu, San Rafael Abril 2019


El Encuentro Nacional de Organizaciones Territoriales de Pueblos Originarios - ENOTPO, con el mandato colectivo de cada uno de nuestros Territorios, organizados y convocados en Asamblea territorial en la Lof Pewel Katuwe, Territorio del Pueblo Nación Mapuce, San Rafael Abril 2019. 

REAFIRMANDO nuestro legado ancestral, nuestra herencia cultural, nuestra relación con nuestra madre tierra, expresamos y reafirmamos nuestras más profundas expresiones de luchas, resistencias y proyección como pueblos y naciones vivas, proyectadas con identidad cultural y política, las cuales nos encuentra hoy nuevamente en pie de lucha. 

En estos tiempos de despojo, judicialización, persecución y muerte que nos propone el imperialismo usurero, saqueador y colonizador, con sistemas que se reciclan, se perfeccionan y avanzan en la región de la mano de gobiernos neofascistas y de ultraderecha, una vez más, seremos los Pueblos Originarios la moneda de cambio, los “terroristas”, el estorbo del “progreso” de esos reconocidos oligarcas a quienes sólo los moviliza el robo, el saqueo, la explotación y muerte en pos de sus intereses individuales, sin considerar la expresión de vida en ninguna de sus formas, consecuencia de ello es el asesinato de Rafael Nahuel, la desaparición forzada y muerte de Santiago Maldonado en el año 2017, entre muchos otros atropellos sistemáticos en manos de fuerzas represivas para callar. amedrentar y silenciar toda expresión en contra de este régimen, muchas de las cuales suceden inevitablemente en nuestros territorios. 

En este contexto, son nuestros territorios ancestrales los que se extranjerizan, se rifan y venden al mejor postor bajo la excusa del “progreso y el desarrollo”, cuando este “progreso y desarrollo” sólo nos trae despojo explotación, pobreza, contaminación y muerte. El elemento del agua, el aire, la tierra y el sol son claras manifestaciones de nuestras fuerzas y energías en nuestros diversos espacios territoriales, nos dan vida y equilibran nuestra relación como pueblos originarios. 

CONDENAMOS Y REPUDIAMOS el mecanismo sistemático de judicialización y persecución al que continuamos siendo sometidos en todos los territorios, con ataques, amenazas e intentos de despojos sufridos por el Pueblo Nación Diaguita en Salta, como es el caso de la Comunidad Diaguita Calchaquí Pucará Angastaco, como así también la persecución sistemática al Pueblo Tolombón con más de 73 causas judiciales en la provincia de Tucumán, a su vez, bajo el escudo de ayuda humanitaria como modo de operación servil al FMI con la invasión militarizada como garante del saqueo sistemático de nuestros bienes naturales se pone una vez más al pueblo Mapuce en el estrado, en la Lof Campos Maripe - Vaca Muerta, intentando negar el derecho a la preexistencia de los pueblos originarios, la persecución judicial y política al pueblo Tastil en Salta, dónde se continúa agobiando a sus autoridades ancestrales y referentes, vulnerando derechos humanos en pos de favorecer la entrega de los recursos naturales a manos inescrupulosas, con la complicidad de personajes mediáticos y taquilleros del futbol serviles a este gobierno usurero y saqueador del pueblo. Del mismo modo denunciamos el vaciamiento de la laguna Salinas del Diamante para el riego de campos privados en San Rafael – Mendoza, la patrimonialización y la puesta en venta de los territorios originarios en las áreas protegidas con intereses inmobiliarios y turísticos, los cuales ponen en riesgo la vida y la continuidad territorial de cada Pueblo preexistente. 

En este marco es NECESARIO y URGENTE reformar la justicia para transformarla en una herramienta plural, insobornable, que sea acorde a este contexto social de país, porque en este presente solo los pueblos originarios, junto al sector empobrecido de la sociedad, l@s trabajador@s, l@s referent@s sociales y luchador@s de los derechos humanos, somos objeto de persecución y muerte. Hoy estamos ante un contexto político donde la corrupción y la vulnerabilidad del estado dan impunidad a métodos de extorción, sobornos, escuchas ilegales, causas armadas, traducidas en operaciones siniestras que nos llevan a las épocas más oscuras del país, que privilegian a saqueadores y ladrones de guante blanco de renombre que asaltan al pueblo a plena luz del día, en una toma de deuda externa que solo beneficia a los mismos sectores que se quedan históricamente con lo nuestro, con impunidad mediática de aquellos que debieran comunicar e informar al conjunto social y no ser los cómplices del saqueo sistemático del país. 

Para que sea una justicia plural y democrática es necesario que los fiscales y jueces de la corte se sometan a las decisiones y mandatos del pueblo y no sean serviles al poder político y económico de turno. 

Es por ello que ACOMPAÑAMOS la irrefutable decisión y coraje de jueces como Ramos Padilla, quien, en ejercicio de su rol, resguarda los derechos humanos y los procesos establecidos, otorgando las garantías jurídicas. En un estado de democracia es al pueblo a quien se debe escuchar y no el ejercicio de la represión, persecución y militarización, ejecutada y convalidada por un conjunto de fiscales que se consideran estar por encima de toda institucionalidad. 

Por otro lado, ante un nuevo intento de avasallar con nuestros derechos colectivos REITERAMOS nuestro RECHAZO al proyecto denominado “Ley de Semilla” que pretende imponer el ejecutivo, por atentar contra nuestras vidas y nuestro Buen Vivir. Este proyecto inconsulto pretende patentar y apropiarse de nuestros sistemas ancestrales de vida, poniendo en riesgo nuestra biodiversidad, nuestros Territorios y nuestra continuidad como Pueblos Naciones Originarias. 

DENUNCIAMOS que esta medida legislativa atenta directa e indirectamente contra nuestros derechos fundamentales y colectivos, afecta nuestro Buen Vivir, nuestra Identidad Cultural y nuestros Territorios, vulnera nuestro derecho a la Propiedad Intelectual, Conocimientos y Saberes Tradicionales, viola el derecho a la Consulta y Participación, conforme a la normativa de base Constitucional, Tratados Internacionales, Pactos y normas concordantes. 

El derecho a la Consulta y la Participación es un derecho fundamental de los Pueblos Originarios y obligatorio para los estados, se encuentra refrendado en una variedad de instrumentos legales, tanto nacionales como internacionales. La Constitución Nacional, en su Artículo 75 Inciso 17 y 22, reconoce el derecho que los Pueblos Originarios y sus comunidades tienen a participar “en la gestión referida a sus recursos naturales y a los demás intereses que los afecten”. Sumado a esto, el Convenio nro. 169 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) sobre Pueblos Indígenas y Tribales en Países Independientes, ratificado por la Ley 24.071, establece que es deber de los estados llevar adelante un proceso de Consulta Previa, Libre e Informada a los Pueblos Originarios y sus instituciones representativas, a través de un procedimiento culturalmente apropiado, cada vez que prevean medidas legislativas y/o administrativas que los afecten. Este mismo derecho está revalidado en el Convenio de Diversidad Biológica (Ley 24.375- “Art.8J”), en el Protocolo de Nagoya sobre Acceso a los Recursos Genéticos y Participación Justa y Equitativa en los Beneficios que se Deriven de su Utilización, ratificado por la Ley 27.246, en las Declaraciones de la ONU y la OEA sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas, y en la jurisprudencia de la Corte Interamericana de Derechos Humanos. 

Como Pueblos Naciones Preexistentes, como sujetos de derecho colectivo ejerceremos plenamente nuestro derecho de accionar a través de las medidas administrativas y jurídicas que correspondan, en instancias nacionales e internacionales, a fin de dar cumplimiento a nuestros derechos fundamentales a la Vida y a nuestro Buen Vivir. 

¡Juntos por memoria, identidad y territorio!

¡Libertad a los pres@s políticos, libertad a la hermana Milagros Sala, Libertad al Lonko Facundo Jones Huala! 

¡Justicia por Javier Chocobar, Justicia por Rafael Nahuel!

¡NO al Patentamiento de nuestras Vidas!

¡Por una justicia plural y democrática!

¡Exigimos la Consulta Libre, Previa e Informada! 

¡Ley de Propiedad Comunitaria Ya!